top of page

Pensar y escribir diferente no es delito: solidaridad con Anahí Durand




El libro “Estallido en los andes, movilización popular y crisis política en Perú”, fue escrito por la doctora Anahí Durand y publicada en su primera edición por el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO), principal referente latinoamericano de producción de ciencias sociales en la región. Se trata de una obra sociológica que analiza el estallido social ocurrido en Perú a raíz del derrocamiento del presidente Pedro Castillo. Este estudio es de interés social para todos los investigadores de movimientos sociales y de la realidad peruana. Toma un valor particular siendo el único estudio publicado que recoge la voz de los actores de tal evento sociopolítico.


El día 18 de enero del 2024, el rectorado de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, prohibió la presentación del libro “Estallido en los andes”. La rectora no autorizó a los asistentes manifestando intransigencia frente a  la exposición y debate de ideas.

El lunes 29 de enero el diario Perú 21 dedica su portada a Anahí Durand, señalando que el libro “Estallido en los andes” realiza “apología al golpe de estado”. Entrevistado en el artículo, un ex jefe de la dirección antiterrorista y un ex ministro de interior exigen a la fiscalía que se abra investigación por incitación al terrorismo.


La defensoría del Pueblo de Perú no se ha manifestado contra estos ataques a la libertad de expresión y estas presiones antidemocráticas. Por exponer e intentar entender las motivaciones de los miles de peruanos movilizados, nuestra colega Anahí Durand está sometida al escarnio público y vive un hostigamiento que nos recuerda a las tristes horas de las dictaduras de nuestro continente.


Nos solidarizamos con la socióloga Anahí Durand Guevara, integrante del grupo de trabajo CLACSO “Estados en disputa” y del Grupo de Trabajo CLACSO "Economías populares. Mapeo teórico y práctico", docente de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y reconocida intelectual peruana.


Manifestamos también nuestra preocupación por la deriva autoritario y el ambiente persecutorio y policiaco que quiere reemplazar a los sanos debates académicos y políticos que toda sociedad necesita. El derecho de pensar diferente no es un delito. 


Comentarios


bottom of page